Cursos para Padres

Muchos son los padres que se preguntan, ¿lo estaremos haciendo bien?, porque por muy convencidos que estemos de cómo tenemos que educar, nuestros hijos tarde o más bien temprano, nos hacen dudar de nuestros métodos. Pero no sólo ellos nos provocan esas dudas, sino que muchas de las personas que nos rodean, con la mejor intención del mundo nos brindan sus teorías que a menudo son lo opuesto de lo que nosotros creemos. 

 

Muchos padres siguen el ejemplo de sus propios padres y así repiten los mismos errores, a fin de cuentas, si ellos sobrevivieron a esa educación, bien pueden también sus hijos. Pero los niños de hoy no son como los de hace años, porque el mundo hoy no es como antes era.  Los estímulos son diferentes, los retos son distintos y lo que es más el mundo en el que ellos tendrán que vivir como adultos no nos lo podemos ni imaginar. Una cosa podemos dar por hecho, el cambio está garantizado y podemos también observar que la velocidad a la que ese cambio se genera se va acelerando con el paso del tiempo. La mayor parte de los métodos de antes se nos han quedado obsoletos. 

 

Potenciandote.com te invita a echar una mirada al futuro, para poder educar a tus hijos para que sean capaces de vivir felices en ese futuro incierto con esta serie de talleres. El precio es mínimo, la inversión por tu parte os dará una recompensa inmensa.

 

Educar a los hijos es prepararlos para que en un futuro se hagan responsables de su propia vida y de su propio bienestar. En Potenciandote.com pensamos que los tres pilares esenciales de una educación para ese  futuro son:

 

  • Aprender a ser responsables
  • Aprender a establecer y mantener relaciones
  • Mantenerse conectados con su propia creatividad para encontrar la forma de navegar las circunstancias que se presenten sean estas cuales fueran.

El curso Padres en el siglo XXI  nos enseña a educar desde la infancia temprana hasta más allá de la adolescencia. Siempre con amor y comprensión, respetando la curiosidad innata con las que nacemos todos y fomentando la responsabilidad que sólo se adquiere desde la libertad a tomar decisiones.

 

No se trata de educar niños y niñas obedientes, sino más bien de enseñarles a ser razonables, considerados con los demás y motivados con la vida. Cada clase presenta material que requiere de 3 a 4 horas y están compuestas de presentaciones, vídeos, ejercicios,  momentos para compartir y una consulta privada donde llevas tus preguntas y disfrutas de la atención exclusiva del instructor.