Adolescentes

Nuestras sesiones han sido muy eficaces ayudando a encarrilar las vidas de muchos jóvenes, algunos de ellos violentos y apáticos.

Panorama Actual

El colectivo de jóvenes que se resisten a tomar la responsabilidad de sus vidas está alcanzando niveles de epidemia. Esta crisis no sólo la sufren los jóvenes con una autoestima tan baja, sino que se extiende a las familias. Entre otras cosas, porque la ira que sienten hacia sí mismos la desatan con su entorno. Se dispara el número de menores internados por sus padres en centros de tutela -LA MAYORIA ES DE CLASE MEDIA- Un número significativo de los jóvenes en nuestra consulta, nos ha confesado que tienen miedo a la vida. Una sensación de la cual necesitan evadirse cuando no encuentran herramientas con las que tramitársela.

Nuestro Programa.

Nuestro programa para jóvenes con vidas sin sentido ni provecho se basa en sesiones semanales en las cuales se descubren:
Los límites auto-impuestos.
Los pensamientos que usan con eficacia para abandonarse a sus ganas de evasión.
Sus deseos más sinceros.
Su falta de amor a sí mismos.
y un largo etcétera.

Para luego diseñar hábitos de pensamiento que potencian el compromiso personal con su propio desarrollo.

Herramientas

Mediante nuestras sesiones estos procesos se acelera porque al sanarse un joven la auto-estima, está más dispuesto a trabajar a su favor.

El proceso del desarrollo de la confianza en sí mismos, no sólo los va haciendo dignos de su propio amor, sino que también va disminuyendo el número de creencias limitantes que tienen sobre sus capacidades.

Al sentirse más capaces se hacen más participativos.

Se les da técnicas para que se puedan tramitar sus emociones.
Se les enseña como producir en sí mismos entusiasmo por alcanzar metas realistas.
Se les guía en su camino para descubrir sus talentos.
Se les enseña herramientas de comunicación para vivir en armonía con los que les rodean.
Se les reconoce la libertad de hacer con su vida lo que les plazca.
Pero se les hace conscientes de la responsabilidad que eso conlleva.

Entorno Familiar.

Estas situaciones no solo afectan a los jóvenes, sino que sus actitudes, afectan en la mayor parte de los casos a toda la familia. Si estos procesos de crisis en la familia se dejan sin atender, pueden tardar lustros en tocar fondo.

Dependiendo siempre de la situación, puede ser ventajoso que los padres participen, asistiendo a un número de sesiones, para que comprendan el proceso, y aprendan herramientas de comunicación que funcionan, como pueden ser las negociaciones de cooperación desde la posición “yo gano-tu ganas” entre otras.

Las Metas

Desde nuestro punto de vista los jóvenes necesitan no sólo raíces para sentirse seguros, pero también alas para volar y formar sus propias vidas.

Es en el desarrollo de esas raices y esas alas donde nosotros sentimos que podemos ayudar.

Es importante, sin embargo, que se entienda que el programa no está guiado a hacer de estos jóvenes personas obedientes, sino más bien la intención es prepararlos para asumir su independencia, de una forma responsable, cuando el momento sea el adecuado

Concertar Cita