Infancia temprana

Solo quién es padre o madre sabe lo que es tener un hijo. Nuestra vida cambia completamente. Se convierte en lo más importante del mundo. 

Todo empieza a girar alrededor de esa personita nueva que acaba de llegar a la familia. Es una experiencia intensa que reclamará nuestra atención el resto de nuestras vidas. Nuestra misión es acompañarles en el amor y el respeto, mostrándole poco a poco el mundo que le rodea, protegiéndoles y cubriendo sus necesidades primarias. Pero ¿cuáles son estas necesidades primarias? Hay algunas que están claras, comer, beber, aseo, sueño… Hay otras que a veces pasan desapercibidas y que quizá sean más importantes que las anteriores como, amor, respeto, protección, seguridad. Muchos estudios corroboran que es la primera infancia cuando se determinan muchos aspectos de la personalidad de ese nuevo ser. Podemos ayudarles a que su autoestima sea saludable. A que crea en sí mismo. A que sea quien quiere ser. Sin miedos. Que no tenga miedo en equivocarse, porque es la herramienta imprescindible para todo aprendizaje. Podemos acompañarles con consciencia en esta etapa tan sensible y llena de aprendizaje. Podemos educar en el amor y el respeto. Podemos contribuir a su felicidad.

Concertar Cita