Consultas sobre el desarrollo de cada individuo

Hay una criatura en este mundo de la cual eres responsable. Esa criatura eres tú. Muchos asocian responsabilidad con sentido de la culpabilidad y, para ellos, ser responsables ante sí mismos significa ser serio y profundo en todo momento con el objeto de no disgustar al juez interno. También parece con frecuencia que la responsabilidad se reduce a las obligaciones laborales, económicas y familiares. Pero se trata de otra cosa. Significa, en realidad, estar dispuesto a tomar las riendas del propio bienestar y, como consecuencia, de crear para sí mismos la mejor experiencia posible, que sin duda alguna pasa por rodearse de amor y armonía. Mi intención es acompañarte en el proceso que tú elijas. Aquí dejo algunas pautas que quizá puedan resultarte útiles.