El lenguaje de las emociones

Las emociones son totalmente subjetivas, me hablan sobre mí mismo. Cuando no sabemos qué hacer con las emociones conflictivas, nos anestesiamos para no sentir dolor. Entonces nos perdemos de nosotros mismos, confundimos nuestras metas y bien, nos desilusionan o nos frustran. Hemos cerramos el canal de comunicación. El malestar está escondido, pero ronronea y lo oímos aunque lo ignoremos. En este taller perderás el miedo a sentir porque aprenderás a tramitar tus emociones, a decirte la verdad porque te aceptaras tal como eres y a deshacerte de la necesidad de defender tu imagen.